Energía solar térmica

Instalación y mantenimiento instalación de energia en Sabadell, Terrassa, Sant Cugat y toda Catalunya

[/vc_column][/vc_row]

    Empty tab. Edit page to add content here.

    Llámanos al 93 736 15 90 y apuesta por la energía solar térmica

    De manera muy esquemática, el sistema de energía solar térmica
    funciona de la siguiente manera: el colector o panel solar capta los
    rayos del sol, absorbiendo de esta manera su energía en forma de
    calor, a través del panel solar hacemos pasar un fluido (normalmente
    agua) de manera que parte del calor absorbido por el panel es
    transferido a dicho fluido, el fluido eleva su temperatura y es
    almacenado o directamente llevado al punto de consumo.

    Con la entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación
    (CTE) desde principio de 2007 todas las nuevas construcciones están obligadas a instalar sistemas de aprovechamiento de energía solar.

    Los sistemas más utilizados en estas aplicaciones son el colector plano y el tubo de vacío en sistema forzado, es decir, el colector recoge la energía del sol y la envía a los acumuladores de inercia y de ACS (Agua Caliente Sanitaría), almacenándola para que esté disponible para su consumo cuando sea necesario.

     

    Un equipo solar para calefacción se puede acoplar a cualquier tipo de calefacción por agua, ya que, toda la energía que el sol nos aporte, se lo ahorrará al sistema convencional que se tenga.

     

    Los sistemas más comunes de para poder transmitir la energía térmica al edificio
    son mediante:

    • Radiadores:
      Se requiere una temperatura del agua sobre los 80ºC. Sólo se puede
      conseguir esta temperatura mediante colectores planos de alto
      rendimiento o tubos de vacío. El agua pasa por los radiadores
      tradicionales de calentamiento de viviendas.

     

    • Suelo radiante:
      Se requiere una temperatura del agua de unos 40ºC para su correcto
      funcionamiento. El agua pasa por una instalación de tubos de
      polipropileno que se ubican bajo el suelo de la vivienda. También se
      utilizan colectores planos o tubos de vacío.

     

     

    De entre los sistemas, el más propicio es el suelo radiante, pues la temperatura de trabajo no es tan elevada (35 – 40ºC) y es más asequible poderla alcanzar con los colectores solares en invierno y el grado de cobertura y ahorro será mayor que con los radiadores convencionales.

     

     

     

    Una de las principales y más básicas aplicaciones de la energía solar
    térmica es la climatización de piscinas.

    La finalidad que se pretende al instalar un sistema de colectores
    solares en una piscina es doble: por un lado conseguir que el agua
    adquiera una temperatura que haga el baño lo más agradable posible
    y por otra, alargar la temporada de utilización de las piscinas al
    aire libre.
    La energía solar térmica es hoy en día la única permitida para el
    calentamiento de piscinas al aire libre.

    Por su baja temperatura de servicio, de 25 a 28 grados centígrados, es una aplicación idónea para la energía solar.

    ¿Qué es la energía solar térmica?

    La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de colectores, o paneles solares térmicos, para la producción de agua caliente sanitaria. Se calienta directamente un fluido caloportador que circula a través del circuito interior del panel solar térmico. Es una forma limpia de calentamiento ya que no se quema ningún tipo de combustible fósil. El agua caliente se almacena en un acumulador estando disponible en cualquier momento. Dicha energía está demostrando ser el sistema para producción de agua caliente más económico y ecológico de entre todos los existentes en la actualidad.

    La energía solar es totalmente compatible con su sistema actual de calentamiento de agua.

    ¿Para qué sirve la energía solar térmica? 

    La energía solar térmica tiene muchas aplicaciones, estas son algunas de las más desarrolladas:

    • En viviendas: Puede proporcionar agua caliente sanitaria (ACS) en el hogar, calefacción, refrigeración y climatización de piscinas.
    • En instalaciones industriales: existen multitud de procesos industriales que requieren grandes cantidades de agua caliente a rangos de temperaturas que pueden ser suministradas por instalaciones solares.
    • En el sector agrícola: Para la calefacción de invernaderos y granjas, calentar el agua de las piscifactorías, en la limpieza de mataderos y lonjas, etc.

    Existen subvenciones (para instalaciones que no hayan de cumplir el CTE) y financiaciones a bajo interés aumentando la rentabilidad de dichas instalaciones.

    Instalaciones ACS (Agua Caliente Sanitaria)

    Instalaciones de Calefacción

    Instalación Climatización de piscinas