BIOMASA

BIOMASA Y ENERGÍA SOLAR

Biomasa y energía solar térmica, una combinación ganadora

Biomasa y energía solar térmica, una combinación ganadora

La combinación de la instalación de una caldera de biomasa junto con un sistema de energía solar térmica, conforma la opción más completa y rentable de cubrir todas las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria de una instalación.

La sustitución de calderas tradicionales por las de biomasa, como sistema de apoyo a la energía solar, ayuda a reducir las emisiones de gas contaminante y conforma una de las opciones más ecológicas, para reducir los costes de climatización y crear un sistema de autoconsumo muy eficiente y adaptado a las necesidades de cada vivienda.

Una solución integral

Esta combinación permite regular el uso de la energía, dependiendo de las necesidades del usuario en cada momento, ya que durante el verano es probable que la instalación de energía solar pueda proporcionar el 100% de la energía demandada y la biomasa, por su parte, puede permanecer parada para reducir costes de mantenimiento, las emisiones o las pérdidas de energía. Y, durante el invierno, la instalación de biomasa se utiliza para conseguir toda aquella energía que no puede obtenerse del sol.

Es una solución integral que se convierte en un modelo energético renovable capaz de generar energía limpia de una forma ininterrumpida, durante los 365 días al año y los 7 días a la semana, las 24 horas del día. Es un modelo híbrido que permite el auto suministro energético y la autosuficiencia y la mezcla de ambos procesos conforman un modelo que es capaz de generar, conjuntamente, electricidad, calor y/o frío.

Esta combinación se convierte en una solución integral y muy rentable, que funciona al 100% todos los días y que, además, es completamente independiente energéticamente y ofrece un precio estable.

Las plantas híbridas de instalación de biomasa y energía termo solar constan de un campo solar de concentración y también la caldera de biomasa, en la que se produce el aceite térmico caliente, para poder crear vapor o bien evaporar un fluido orgánico y turbinarlo generando la electricidad. Son plantas automatizadas que consumen menos cantidad de biomasa, gracias al apoyo de la energía solar y que permiten ser autosuficientes mediante el uso de la biomasa, cuando la energía del sol no es aprovechable.

Esto se traduce en una disminución del número de arranques y paradas, acciones que a la larga se traducen en fallos del sistema y los precios estables ya que, al garantizar el auto suministro energético de fuentes sostenibles de forma estable, se puede disfrutar de un precio fijo, al margen de las fluctuaciones que se produzcan por el precio de los combustibles fósiles en los mercados de carácter internacional.

Si te interesa instalar un sistema híbrido de energía solar y la instalación de biomasa o conocer qué alternativas de consumo pueden ofrecerte las energías renovables, te invitamos a visitar nuestra web y a ponerte en contacto con nosotros.