BIOMASA

BIOMASA BARCELONA

Biomasa, ¿La energía del pasado y del futuro?

Biomasa, ¿La energía del pasado y del futuro?

La biomasa hace muchos años que existe. La madera, los residuos agrícolas y el estiércol fueron las primeras y principales fuentes de energía y también la materia útil, hasta que llegaron la Industrialización y el auge del carbón y del petróleo, el cual ha seguido siendo la fuente principal fuente de energía en los países pocos industrializados.

En los países que se han desarrollado a partir de la industrialización, la biomasa en Barcelona ha adquirido mucha fuerza y es un tipo de energía renovable que ya supone aproximadamente el 9% del total de la energía primaria mundial y un 70% de la energía renovable.

¿Por qué la Biomasa tiene tanto éxito?

La biomasa en Barcelona es una fuente de energía renovable que se convierte en una de las alternativas más ecológicas y económicas del mercado, ya que se puede encontrar en grandes cantidades en la naturaleza. Es un tipo de energía limpia que no contamina y que respeta el medio ambiente, ya que no emite ningún tipo de gas tóxico. Aprovecha de las plantas el mismo CO2 que han absorbido previamente, de modo que no aumentan los niveles de las emisiones. Además, estamos convirtiendo los residuos de nuevo en recursos, dándole una nueva vida a los excedentes generados.

La biomasa ayuda a limpiar los bosques porque son residuos de la naturaleza y contribuye a llevar a cabo una limpieza natural y respetuosa de los bosques, evitando así la erosión, la degradación del suelo y también la aparición de incendios.

La energía por biomasa  en Barcelona tiene un coste más reducido que el de los combustibles fósiles, siendo aproximadamente entre tres y cuatro veces menor. Es una materia orgánica que se encuentra en el mundo vegetal o animal, que suele provenir de los residuos y desechos orgánicos y se utilizan para extraer energía de ellos.

Tipos de biomasa

Según su origen encontramos tres tipos de Biomasa en Barcelona: Natural, Residual y Cultivos energéticos:

Natural; En este caso se obtiene de la madera derivada de la limpieza de bosques o restos de plantaciones.

Residual; Este tipo de Biomasa es aquella que se consigue de los residuos restantes de la actividad humana como pueden ser procesos derivados de la ganadería, la industria o la agricultura, como puede ser la cáscara de las almendras, el serrín, el hueso de las aceitunas o los restos de la poda de árboles frutales.

Cultivos energéticos; En este caso hablamos de biomasa en Barcelona a partir de cultivos dedicados únicamente en la obtención de energía o utilizarlos como materia prima, para producir otras sustancias combustibles. En este caso, la biomasa está condicionada por el clima y se requieren grandes extensiones de tierra para la plantación de los cultivos.

Si quieres instalar Biomasa, ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos soluciones eficaces, personalizadas y eficientes.