placas solares

energia solar

Particularidades y diferencias entre la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica

Particularidades y diferencias entre la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica

Ambas son energías renovables que se alimentan del sol, pero cuentan con grandes diferencias y con particularidades específicas en el modo en el que se utilizan, en el almacenaje, en la forma de producir energía, etc. Por eso hoy queremos explicarte algunas de estas características y las ventajas que puede proporcionar a tu vivienda la instalación de placas solares.

Usos, ventajas y características

  • El modo de almacenaje es una de las grandes diferencias, porque la energía solar fotovoltaica utiliza baterías y la térmica, en cambio, se almacena en depósitos de agua.
  • La energía solar térmica se utiliza, básicamente, para calentar algún fluido que a su vez sirve para producir agua caliente sanitaria para la climatización de la vivienda, edificios, piscinas, producción de electricidad mediante turbinas, etc. Y la energía fotovoltaica suele utilizarse para alimentar motores y aparatos eléctricos.
  • La energía térmica aprovecha el calor del sol y la energía solar fotovoltaica convierte la luz en electricidad
  • La energía solar fotovoltaica usa un sistema a través de semiconductores y funciona únicamente cuando el sol brilla, por lo que debe acompañarse siempre de otros mecanismos de generación de energía, para asegurar una producción de energía continuada. La energía solar térmica se genera directamente con el calor y puede almacenar energía de distintos modos.
  • La energía solar térmica también puede utilizarse para las viviendas, instalaciones industriales o en el sector de la agricultura, para la calefacción de invernaderos y granjas, calentar agua de las piscifactorías, etc.
    • Otros usos de la energía solar térmica puede ser la calefacción para suelo radiante o radiadores, para agua caliente sanitaria, para secaderos, para hornos solares, refrigeración por medio de energía solar, desalinización…
  • La energía solar fotovoltaica se divide en dos tipos; Las que están conectadas a la red y las que no y dentro de las que sí están conectadas se diferencian la central fotovoltaica (cuando toda la energía producida por las placas solares se vierte a la red eléctrica) y el generador con autoconsumo (cuando parte de la electricidad generada se consume por el propio productor (la vivienda) y el resto va a la red. Las instalaciones de energía fotovoltaica que van conectados a la red necesitan tres elementos; placas solares fotovoltaicas, inversores y transformadores.
  • La energía solar fotovoltaica es renovable, no contaminante e inagotable y además es modular, por lo que pueden instalarse placas solares en superficies de grandes y pequeñas dimensiones.

Contacta con nosotros para descubrir todos los beneficios de instalar placas solares en tu vivienda, negocio, nave industrial… Estamos seguros de que cuando notes las ventajas que proporcionan las energías renovables frente a las energías convencionales, quedarás gratamente sorprendido. Visita nuestra web para descubrir todos nuestros servicios.