Energía solar térmica

Ventajas

Origen y funcionamiento de la energía solar térmica

Origen y funcionamiento de la energía solar térmica

Bienvenido un día más al blog de Ereco Ambiental, tu empresa especializada en todo tipo de energías renovables. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre como se creó, cual es el funcionamiento y las ventajas de la energía solar térmica que conocemos hoy en día, y de la que, cada vez más personas aprovechamos.

Como todos sabemos, el sol siempre nos ha dado luz y calor, por lo que era cuestión de tiempo que alguien decidiera sacarle provecho y convertirlo realmente en energía. Desde la antigüedad, hemos aprovechado los rayos del sol para secar nuestra ropa o, con la ayuda de otras herramientas, crear grandes masas de calor. De esta forma, la tecnología ha evolucionado hasta tal punto que, hoy en día podemos disfrutar de las innumerables ventajas de la energía solar térmica.

Cómo funciona la energía solar térmica

Para que nos hagamos una idea aproximada, el porcentaje de consumo energético de agua caliente sanitaria de una vivienda corresponda a un 20%. Si cambiamos el sistema de energía convencional por uno que se alimente con el sol, nos podríamos ahorrar hasta el 85% de la factura de la luz, y todo gracias a las ventajas de la energía solar térmica.

De esta forma, el funcionamiento de esta fuente de energía consiste en calentar un fluido mediante los rayos de sol que atrapan las placas, a continuación, se utiliza este fluido para calentar agua, o incluso transformarlo en electricidad. Gracias a esto, todas las personas podemos disfrutar de las ventajas de la energía solar térmica, así como del aprovechamiento de una fuente de energía gratuita e inagotable.

Para que este proceso pueda llevarse a cabo es necesario disponer de una serie de componentes que recogerán y guiarán la energía del sol hasta convertirla en algo que nosotros podamos aprovechar. Por una parte, los captadores de luz, también conocidos como paneles solares son los que se dedican a recoger la radiación solar y calentar el fluido que circula por ellos.

Por otro lado, debe existir un circuito hidráulico formado por un conjunto de tuberías que transportan el fluido caliente hasta unos contenedores, donde se almacena hasta que sea preciso su utilización. De esta forma, todos y cada uno de los componentes que forman este circuito, son igual de importantes para que nosotros podamos disfrutar de las ventajas de la energía solar térmica.

Cuáles son las ventajas de la energía solar térmica

Como hemos podido observar anteriormente, son muchas las ventajas de la energía solar térmica. Este tipo de energía se consigue a través de una fuente que es tanto gratuita como inagotable, por lo que todos la podemos utilizar sin miedo a que se termine.

Por otro lado, la instalación y mantenimiento del sistema es muy sencilla y no ofrece grandes complicaciones. De esta forma, en poco tiempo habremos recuperado la inversión. En cuanto a su limpieza, no es necesario hacerlo más de una vez cada dos meses y su vida útil es realmente larga.