BIOMASA

Sabadell

Calentar las viviendas de Sabadell con serrín

Calentar las viviendas de Sabadell con serrín

Sin duda alguna, el consumo de biomasa crece considerablemente. ¿Sabías este cambio permite ahorrar hasta un 45% en la factura energética?

El uso de la biomasa en Sabadell

Aunque sea un concepto actual, la energía biomasa es una de los medios más antiguos y naturales que viene utilizando el ser humano para calentarse.

La materia prima de la biomasa es el hueso de aceituna, el serrín, las astillas, la cáscara de almendra o de piñón, con  la cual se calientan  cada vez más hogares y construcciones de Sabadell.

En estos momentos, en España, el consumo de pellet (serrín) no deja de crecer, e incluso se multiplica año tras año, especialmente en el último, debido a la escasez de hueso por mala cosecha de aceituna. Por lo que podemos comprobar que la biomasa siempre encuentra un modo, y este además de tener un mercado más consolidado y no estacional, tiene mayor poder calorífico.

No cabe duda de que en las últimas décadas la automatización y la mejora tecnológica de los equipos para la combustión de biomasa ha sido participe de este desarrollo moderno de la bioenergía en ciudades como Sabadell, permitiendo así a los propietarios ahorrar cientos de euros anualmente.

Ahorro gracias a la biomasa

El uso de la biomasa en las viviendas disminuye hasta un 45% la factura en energética de la población de Sabadell respecto al uso de combustibles fósiles y la eliminación total del CO2, ya que se trata de un combustible neutro.

Es por ello por lo que cada vez más hogares de Sabadell se suman al uso de esta energía limpia, normalmente como apoyo a su suministro habitual y en algunos casos para eliminarlo.

Por ejemplo, incluyendo estufas de biomasa en su casa de Sabadell. Estas oscilan en un precio de entre 150 y 2500 euros por kW de potencia. Teniendo en cuenta que una de 10 kW puede calentar 100 metros y cuesta entre 1.500 y 2.000 euros y consume entre 0.62-2 kilos por hora y que un saco de 15 kg cuesta 5,40 euros, podemos valorar un ahorro muy significativo a largo plazo ya que un litro de gasóleo cuesta cuatro veces más que un kilo de pellet.

La biomasa mediante pellet, también tiene un funcionamiento y mantenimiento muy sencillo y los equipos garantizan un alto rendimiento.

Por lo que el principal problema al que se enfrentan ciudades como Sabadell, es el alto coste de inversión inicial de la biomasa, amortizable en 5 años, pero que sin duda merece la pena.

Y tú,  ¿te has planteado pasarte a la biomasa?