USOS DE LA BIOMASA

Energías Renovables

USOS DE LA BIOMASA

USOS DE LA BIOMASA

La energía de la biomasa se obtiene, mayoritariamente, por combustión de materia orgánica sólida, pero a través de la combustión de biogás también podemos generar energía. Mediante los biocarburantes se obtiene también energía aprovechable, para hacer funcionar los motores de combustión térmica, transformándola en energía mecánica.

Generación térmica y eléctrica

Los usos de los diferentes tipos de biomasa se pueden clasificar principalmente en dos: térmicos y eléctricos. Las aplicaciones térmicas son las más comunes dentro del sector de la biomasa, que abarcan desde las calderas o estufas individuales utilizadas en los hogares hasta las calderas diseñadas para un edificio de viviendas. Existen sistemas de calefacción centralizada en las que la red de calor y agua caliente abastece a varios edificios e instalaciones al mismo tiempo.

El funcionamiento de una planta de biomasa para la generación de energía eléctrica consiste en la recepción de la biomasa, generalmente en forma de alpacas (paja o astillas), posteriormente se colocan automáticamente en una cinta transportadora, que las conduce hasta la caldera. Allí, previamente desmenuzadas, caen a una parrilla vibratoria que favorece la combustión y la evacuación de inquemados. Dicha combustión calienta el agua que circula por las tuberías de las paredes de la caldera y pasa por tubos, convirtiéndose en vapor sobrecalentado. El vapor sobrecalentado mueve una turbina conectada a un generador que produce electricidad a una tensión determinada,  transformándola posteriormente a otra tensión mayor para su incorporación a la red general. Por último, los inquemados depositados en el fondo de la caldera se trasladan a un vertedero autorizado, y las cenizas volantes retenidas por un filtro, se aprovechan para fertilizantes agrícolas.

Las aplicaciones térmicas más comunes de la biomasa son:

Instalaciones industriales que producen biomasa y donde se requiere energía térmica en sus procesos. Son sistemas de combustión directa. Se utilizan para dar calor, que se puede utilizar directamente para, por ejemplo, cocinar alimentos o secar productos agrícolas.

  • Edificios públicos de cierta dimensión, como colegios, hospitales o centros administrativos, con una ubicación que permita un fácil suministro del combustible.
  • Edificios de viviendas con servicios de calefacción y agua caliente centralizados.
  • Sistemas de redes urbanas, centralizadas o de distrito (District Heating).

Ereco Ambiental, especialista en energías renovables

En Ereco Ambiental es una empresa dedicada al sector energético y comprometida con el medio ambiente. Nuestra actividad se basa en el sector de las energías renovables y la eficiencia energética. Diseñamos y fabricamos muchos de los elementos de nuestras instalaciones, proporcionando los mejores resultados que se pueden obtener en la actualidad en la materia.

  • Instalación y mantenimiento de instalaciones con energías renovables.
  • Energía solar térmica: agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de piscinas
  • Energía solar fotovoltaica: sistemas aislados, sistemas conectados a red, seguidores solares, bombeo de agua, sistemas autónomos de generación de energía
  • Energía geotérmica
  • Energía eólica
  • Proyectos llave en mano: asesoramiento, estudios, proyecto, dirección y ejecución de obra, puesta en marcha, mantenimiento